Titan detecta toda una variedad de defectos de impresión, como por ejemplo motas, salpicaduras, emborronado, arañazos, rugosidades, erratas, variaciones de color, desviaciones de registros, desviaciones de registros del barniz, alineamiento de las hojas a imprimir, defectos del texto, dobleces y daños en la hoja, entre otros.

Una torre con luz codificada por colores alerta al operario cuando se detecta un defecto, de acuerdo con los umbrales de calidad predefinidos. El sistema indica visualmente en la pantalla la posición y naturaleza de cada uno de los defectos detectados. A continuación, el operario puede abordar el problema y corregir el defecto relevante.

Titan se conecta a su flujo de trabajo de producción de impresión y es capaz de activar expulsores, dispositivos de marketing o eyectores para marcar/expulsar automáticamente las hojas defectuosas. El sistema también puede conectarse al alimentador de la prensa para detener la impresión si un defecto del proceso se agrava.



Flujo de trabajo, archivo y presentación de informes

Con un módulo PrintFlow incorporado, el sistema guarda automáticamente todos los datos de los trabajos en archivos de trabajo para una rápida configuración en caso de reimpresiones; asimismo, los datos relativos a detección (como ubicación del defecto, imágenes defectuosas y estadísticas de calidad de impresión) se registran en los informes de trabajos y pilas del sistema. Los operarios usan los informes en línea para revisar los informes de trabajo, pedido o pila, editar y exportar los informes finales a archivos digitales. El PrintFlow Manager del sistema reúne los datos de PrintFlow relevantes procedentes de varios sistemas, para que los administradores y el personal responsable puedan supervisar, analizar y controlar fácilmente la calidad de producción desde sus ordenadores de sobremesa.