4 claves para una buena gestión del color para impresores de envases y etiquetas - Esko

4 claves para una buena gestión del color para impresores de envases y etiquetas

noviembre 03 2015

Etiquetas de envases

Obtener colores correctos en envases y etiquetas puede ser difícil. La calidad de impresión se ve afectada por muchas variables: preimpresión, materiales, proceso de impresión y tintas.

Evitar correcciones de color en la máquina de impresión contribuye a ahorrar tiempo y eliminar trabajos rechazados, pero ¿cómo podemos obtener el color correcto a la primera?

La gestión del color se basa en 4 pilares fundamentales:

 

1. Trabajar con datos de colores espectrales

La mayoría de sistemas de gestión del color se basan en datos de color ‘Lab’, donde el eje a* varía entre el verde y el rojo y el eje b* entre el azul y el amarillo, y L define la apariencia del color bajo unas determinadas condiciones de iluminación.

Por el contrario, los datos espectrales definen el comportamiento del color a lo largo de todo el espectro de luz visible. Dado que son independientes de la iluminación, los datos espectrales capturan más información sobre el color que una medición Lab. Por ese motivo, los datos espectrales son la única forma real de caracterizar un color.

Los envases emplean distintos tipos de tinta y materiales de impresión, y las condiciones de medición pueden variar enormemente. Por ello, los datos espectrales son la herramienta más fiable para la comunicación del color.

Definición de datos de colores espectrales con el espectrofotómetro Exact

2. Predecir el comportamiento de la tinta

Además de los colores estándar para cuatricromía CMYK, los envases también suelen usar colores planos. Para poder fijar expectativas, es necesario predecir el comportamiento de estas tintas especiales con un alto nivel de precisión.

Un modelo de sobreimpresión de colores planos, basado en datos espectrales, puede predecir con precisión la interacción de las tintas planas con las tintas de cuatricromía mucho antes de que el diseño llegue a la máquina de impresión. De este modo podrá crear pruebas precisas, maquetas y separaciones de color.

PackProof

3. Gama cromática ampliada

Usando colores planos para prácticamente todos los trabajos, los impresores convencionales dedican entre el 50 y el 60 % de su tiempo de producción a limpiar y poner a punto la máquina. Esto supone un problema dado que las tiradas son cada vez más cortas y los márgenes de beneficio se reducen.

En una máquina de impresión digital, tampoco es aceptable mantenerse en la impresión CMYK: la gama de colores que permite imprimir el proceso CMYK no es suficiente para muchos colores de marca.

Por ese motivo, muchos impresores prefieren usar una gama cromática ampliada con un conjunto fijo de cinco, seis o incluso siete tintas. Un conjunto de tintas fijo permite igualar la mayoría de colores de marca y entregar los trabajos en plazos muy ajustados, puesto que se emplean las mismas tintas en cada trabajo.

conversión de tintas planas a una gama cromática ampliada

4. Conectar con una base de datos de colores centralizada

La producción de envases implica a múltiples actores que deben gestionar información sobre colores de manera correcta para lograr producir un resultado óptimo. En consecuencia, la comunicación de colores efectiva es de vital importancia.

  • Si utiliza una base de datos centralizada que contenga todos los recursos de color relevantes, se asegurará de que todos sus operarios trabajen con las actualizaciones más recientes.
  • Para alinear toda la cadena de suministro de envases con los recursos de color más recientes de un proyecto de packaging, puede conectar su flujo de trabajo de preimpresión con la nube de PantoneLIVE™. La nube de PantoneLIVE es una base de datos segura de referencias de colores planos y colores Pantone®.
PantoneLIVE globe clouds

Gestión del color de Esko

Más información

Descargue su guía gratuita sobre gestión del color para conocer todos los secretos de la gestión del color para impresores de envases y etiquetas.